PRESENTACIÓN EN INTUR

La Consejería de Turismo presenta el “Camino Lebaniego en Red” en el I Foro Empresarial de Innovación y Tecnologías Turísticas de INTUR

Cantabria está presente en la Feria Internacional de Turismo de Interior con un stand promocional y la participación de directora general de Turismo, Eva Bartolomé, en el foro tecnológico

Santander 26.11. 2015

La directora general de Turismo del Gobierno de Cantabria, Eva Bartolomé, ha presentado hoy en INTUR el proyecto `Camino Lebaniego en Red’, que el Gobierno de Cantabria está desarrollando para dotar de conectividad wifi gratuita la ruta. Este proyecto pone, además,  a disposición de los peregrinos una APP con información sobre los recursos del camino y otra destinada a la resolución de incidencias.

La presentación ha tenido lugar en el marco del `I Foro Empresarial de Innovación y Tecnologías Turísticas’, que se celebra dentro de la programación de la XIX Feria Internacional de Turismo de Interior, que, entre hoy y el domingo 30 de noviembre, acoge la  Feria de Valladolid.

El Gobierno de Cantabria está presente en el encuentro turístico con un stand promocional en el que ofrece información sobre la oferta y recursos turísticos de la región, con especial protagonismo del Año Jubilar Lebaniego 2017 o la presentación de la nueva temporada de la estación de esquí Alto Campoo, así como las cajas de experiencias `RuralBox’ que la Asociación de Turismo Rural de Cantabria pone a la venta desde hoy.

“La reciente declaración del Camino Lebaniego como Patrimonio de la Humanidad nos reafirma en la necesidad de poner en valor nuestros recursos valiéndonos de nuevas herramientas y abriéndonos así a nuevos mercados”, ha señalado Eva Bartolomé, al justificar la necesidad de promocionar la ruta cántabra y la próxima celebración del Año Jubilar Lebaniego 2017 a través de las nuevas tecnologías.

La directora ha definido `Camino Lebaniego en  Red’ como “un proyecto innovador que contribuirá a mejorar la experiencia de los peregrinos y, sobre todo, les facilitará el conocimiento de un camino impregnado de Historia, religión, patrimonio, naturaleza y gastronomía y, que además,  les aportará seguridad”.

El proyecto dotará de conectividad a la ruta lebaniega con la instalación de una serie de balizas con conexión wifi libre. Éstas informarán en tiempo real tanto de servicios de primera necesidad (reserva de albergues, centros de salud, comercios, información meteorológica, etc..) como del patrimonio natural y cultural, programaciones culturales, fiestas etc¿ Esta información se pone a disposición de los caminantes a través de las dos APP creadas para la ocasión en las que se incluyen los recursos geocalizados y la actualización de la información a través de pantallas inteligentes, gestionadas en un centro de control.

El stand regional

El stand regional en INTUR, de 50 metros cuadrados,  muestra la oferta global de la región en lo que se refiere a las propuestas de turismo cultural, deportivo, de naturaleza y gastronómico de las diferentes comarcas y municipios, además de la oferta alojativa y de ocio.

Coincidiendo con la inauguración de INTUR, Eva Bartolomé ha mantenido un encuentro en el espacio cántabro con la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Josefa García. En la visita institucional también han estado presentes el director general de Turismo de Castilla y León, Javier Ramírez, y Juan Useros, director de la Feria de Valladolid.

Dentro del stand cántabro también están presentes y participan como coexpositores los Ayuntamientos de Santander y Arnuero y la comarca de Asón-Agüera-Trasmiera, junto con la Asociación de Balnearios de Cantabria y la Asociación de Turismo Rural.

Técnicos de la Consejería de Turismo también participan en Intur Negocios con el fin de promocionar y comercializar las instalaciones turísticas públicas, entre ellas la estación de esquí Alto Campoo, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno o el teleférico de Fuente Dé.

INTUR

La feria vallisoletana se presenta como  un lugar de encuentro para los profesionales del turismo de interior y usuarios finales del producto turístico, viajeros en busca de destinos y experiencias. El recinto ferial acoge durante esas cuatro jornadas la más completa oferta de turismo de interior impulsada por comunidades autónomas, ciudades, provincias, municipios y países como Portugal o Cuba. Junto a las instituciones públicas participan también empresas privadas y organismos profesionales.

Además de Cantabria, participan en INTUR las Comunidades de Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Asturias, Galicia, Murcia, Canarias, Comunidad Valenciana, Aragón, Navarra y Castilla y León .

Ciudades como Bilbao, San Sebastián y Vitoria, la provincia de Huesca y numerosos municipios del interior de España también divulgan en INTUR su historia, su riqueza patrimonial y sus propuestas para ser descubiertos por el viajero.

SLIDER INICIAL APP2

El Camino Lebaniego, Patrimonio Mundial de la UNESCO

El Camino Lebaniego, variante del Camino de Santiago que une San Vicente de la Barquera (Cantabria) con el monasterio de Santo Toribio de Liébana ha sido incluido en la Lista de Patrimonio Mundial por la Unesco como parte de ‘los Caminos de Santiago del Norte Peninsular’.

Según ha detallado el Ministerio de Cultura, la candidatura de Los Caminos de Santiago del Norte Peninsular viene a completar el Camino Francés, reconocido por la Unesco en 1993. Las cuatro nuevas rutas del Camino de Santiago que se incorporan son: El Camino Primitivo, que se inicia en Oviedo; el Camino Costero, de 936 kilómetros de longitud; el Camino vasco-riojano, que comienza en Irún; y el Camino de Liébana, ramal que une el Camino con el Monasterio de Santo Toribio.

Asimismo, el Ministerio ha explicado que con esta ampliación se pretende explicar el origen del fenómeno jacobeo y ha agregado que ‘Los Caminos del Norte’ son las raíces de la peregrinación a Santiago de Compostela, estando directamente ligados al hallazgo de la tumba del apóstol y a su promoción por parte del reino de Asturias en el siglo IX, siendo sustituidos por el Camino Francés como principal vía de comunicación a partir del siglo XI.

El Camino Lebaniego en Red

Zwit Project, como empresa especializada en proyectos tecnológicos de desarrollo sostenible, lleva varios meses trabajando en el proyecto de ‘conectividad inteligente’ Camino Lebaniego en Red, que prevé dotar de conectividad WiFi a los 60 km del recorrido, incluyendo una aplicación móvil que permitirá a a peregrinos y visitantes acceder a información de utilidad para el usuario y a servicios tales como:

  •   Conexión continua a internet para que el peregrino pueda acceder a sus redes sociales en todo momento.

  • Descarga de información geolocalizada de interés histórico, cultural, turístico… relativa al punto en el que se encuentra, así como mapas e información relativa a la ruta,

  • Información climatológica en tiempo real

  • Descarga de información sobre servicios turísticos y hoteleros de la ruta, así como sobre eventos culturales de la zona.

  • Descarga de imágenes, vídeos y audios relacionados con el camino.

  • Descarga de audio-guías y audio-signo-guías en diferentes idiomas relativas a algún punto de especial interés histórico-artístico.

  • Subida por parte del usuario de sus propias imágenes o vídeos al servidor del camino para compartirlos con otros peregrinos.

  • Acceso al “foro del peregrino” que permite que los usuarios interactúen entre sí, intercambiando información, comentarios, mensajes en tiempo real.

  • Conexión con el servicio regional de emergencias en caso de incidentes graves

 

Además de la aplicación móvil, el Camino Lebaniego estará dotado de un Centro de Información ubicado en el Centro de Estudios Lebaniegos de Potes. Equipado con pantallas interactivas y equipos informáticos de última generación, permitirá a los visitantes acceder a toda la información del Camino mediante aplicaciones de realidad virtual, 3D, visitas virtuales, etc.

Los primeros kilómetros conectados

ruta_tama-st_toribio

Mediante un acuerdo con el Gobierno de Cantabria se ha financiado la puesta en marcha del proyecto que, a día de hoy, supone la conectividad del tramo Tama – Santo Toribio, mediante balizas ZigBee/WiFi alimentadas con energía solar, y el desarrollo de la aplicación Camino Lebaniego en Red para dispositivos móviles, plenamente funcional en la actualidad. La descarga de la aplicación da acceso gratuito a la conectividad WiFi y a los servicios mencionados más arriba.

Camino del Norte y Camino Lebaniego

El Camino de Santiago del Norte será patrimonio de la Humanidad

El Camino de Santiago del Norte y su ramal lebaniego recibirán la distinción de Patrimonio de la Humanidad. La aprobación como «bien merecedor de este reconocimiento» ha sido trasladada a la UNESCO que rubricará la decisión final. El Camino del Norte posee una importancia capital tanto por su antigüedad como, de forma específica, por el protagonismo que cobra en Cantabria. La cultura, el patrimonio, los monumentos, la riqueza de las cuevas prehistóricas en el caso específico de la comunidad, logran bajo esta nueva ‘marca’ de calidad una revalorización turística, social y económica.

Conocido también como Camino de la Costa, con 936 kilómetros de recorrido total, sirvió como eje vertebrador del norte de la Península. En la actualidad sigue preservando y aunando identidades de las comunidades autónomas por las que discurre. El actual Gobierno cántabro ha potenciado en los últimos dos años la candidatura. Como avanzó este periódico, el pasado otoño Cantabria dio nuevos pasos para lograr que el Camino del Norte adquiera la catalogación de Patrimonio de la Humanidad. Junto a otras cuatro comunidades, se convirtió en una de las 50 candidaturas que optaba a la decisión de la Unesco.

El paso definitivo para conseguir la distinción, tras casi una década de procesos destinados a encauzar esta aspiración de varias comunidades, ha sido la evaluación del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Histórico-Artístico (ICOMOS). La propuesta, aprobada por esa Comisión, se suma así a la ya existente de Patrimonio de la Humanidad que posee el llamado Camino de Santiago Francés o Sur.

Tras esta aprobación por parte de la Comisión Evaluadora la decisión deberá ser sometida al Comité de Patrimonio de la Humanidad que se reunirá en verano en Bonn. No obstante se considera un trámite, dado que la Unesco en ese tramo final siempre ha aprobado las propuestas de la comisión. De ese modo el Camino del Norte pasará a ser inscrito entre los Bienes Patrimonio de la Humanidad. En el caso de Cantabria esta ruta ahora revalorizada abarca unos 200 kilómetros y la aprobación incluye el ramal de Liébana.

El informe resalta la autenticidad y la integridad, el valor cultural y la veracidad y credibilidad de los factores y argumentos sobre la candidatura

Aunque el camino tradicional y más transitado de los peregrinos es el francés, que entra a España por Roncesvalles, son varias las alternativas del caminante hasta alcanzar la deseada meta de la ciudad gallega. Entre las elecciones que pueden hacerse siempre ha destacado el Camino del Norte.

A nivel mundial solo están catalogados 779 bienes culturales que son Patrimonio de la Humanidad, caso de la Muralla China, el Taj Mahal, Machu Pichu…. En lo que se refiere a España posee otros 39 bienes culturales con esta distinción, caso de La Alhambra, el casco antiguo de Salamanca o precisamente las Cuevas de Cantabria con arte rupestre.

La importancia cultural del reconocimiento que subrayará la Unesco y su peso en el turismo se traducen en un «cotizadísimo sello de calidad». En los últimos cuatro años el Ejecutivo cántabro –especialmente a través de la Dirección General de Cultura– ha apostado de manera intensa por la consecución de esta catalogación. Además de las constantes informaciones, documentos e informes que se han elaborado y trasladado por parte de los gestores autonómicos, se han sucedido pasos previos como la nueva redacción del expediente y la incoación del Camino Norte y el Lebaniego como Bien Cultural en Cantabria.

Son cerca de 235 kilómetros los que deberán ser protegidos y, desde ahora, dados a conocer con el marchamo de Patrimonio de la Humanidad. En el caso del Camino Lebaniego supone probablemente, según fuentes oficiales, «el más importante distintivo y promoción posible de este recorrido y de la comarca de Liébana, uniendo a ser Lugar Santo, el ser Patrimonio de la Humanidad». Todo ello teniendo en cuenta que Cantabria se prepara ya para celebrar el Año Jubilar Lebaniego en 2017.

Atracción turística

Para el Gobierno cántabro no cabe «mejor promoción posible» para la comunidad y la comarca lebaniega que esta designación. Diversas acciones y actividades que se han llevado a cabo en estos años, dentro de un complejo proceso burocrático, han sido claves para un reconocimiento que conlleva «un compromiso y una distinción que implicará inversiones y una atracción turística sin par». El reto, ahora superado, radicaba en lo ingente del expediente al ser un Camino que abarca cientos de kilómetros, cinco comunidades autónomas –Cantabria, Galicia, Asturias, La Rioja (un ramal concreto) y País Vasco–, centenares de localidades y decenas de ramales, frente a candidaturas que se centraban en «un bien arquitectónico u objeto específico».

En esta última etapa, el organismo encargado de la evaluación de los Bienes Culturales, Icomos, Consejo internacional de Monumentos y Sitios, elaboró un informe con destino al Comité del Patrimonio de la Unesco que decide sobre las candidaturas.

La solicitud sobre el Camino del Norte amplía la catalogación mundial de la que ya disfruta desde 1993 el denominado «camino francés de la ruta jacobea». La decisión de iniciar los trámites para lograr esta ampliación se remonta a 2006.

La reivindicación y defensa española para ampliar la catalogación se fundamenta en que esta ruta costera era la primigenia. En su declaración como aspirantes, cada comunidad además aportaba un ramal propio, caso del camino Lebaniego por parte cántabra, vía tradicional que une el camino de la costa con el francés a través del monasterio de Santo Toribio, uno de los cinco lugares de la cristiandad con el privilegio de celebrar Año Santo.

El reconocimiento de la ruta de la costa, que en el caso cántabro incluye el ramal lebaniego, es el último paso antes del visto bueno ante el Comité de la Unesco

En 1998 se amplió la declaración de Patrimonio Mundial con la inclusión de las cuatro principales rutas que discurren por Francia y la propia Unesco había dejado abierta esta posibilidad al haber quedado fuera de la declaración inicial vías jacobeas «de singular importancia». Entre ellas, el camino primitivo, la ruta entre Oviedo y Santiago que, según la tradición, siguió el rey asturiano Alfonso II el Casto tras el descubrimiento de la tumba del apóstol sobre la que edificó una iglesia.

En estos años se ha encauzado la solicitud del reconocimiento para otras vías o Caminos del Norte, como la costera, que cobró gran importancia durante los siglos XII y XIII cuando fue utilizada por muchos peregrinos llegados por mar desde Gran Bretaña y desde otros puntos del litoral atlántico europeo. El informe de las comunidades se hizo llegar al Consejo de Patrimonio Histórico Español, a quien correspondía trasladar la petición de Declaración a la Unesco.

IMG_1450

El Camino Lebaniego se sube a la nube

Desde la Edad Media, una bula papal que se remonta a 1512 nos permite celebrar periódicamente el Año Santo Lebaniego de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria, de forma análoga a la conmemoración del universal Xubileo de Compostela. En efecto, la comarca cántabra de Liébana conmemora el Año Jubilar Lebaniego desde comienzos del siglo XVI, como privilegio concedido por el Santo Padre al tratarse del lugar en el que se conserva el fragmento de mayor tamaño de la Cruz de Cristo, el denominado ‘Lignum Crucis’. Como ya se conoce, solo poseen privilegios históricos similares las ciudades de Jerusalén, Roma y Santiago de Compostela.

Con base en este referente, que cuenta con mas de cinco siglos de antigüedad, la comarca de Liébana y el Monasterio de Santo Toribio son hoy destinos turísticos que concitan la llegada de numerosos visitantes cada año, atraídos por la experiencia religiosa, cultural y turística de recorrer el Camino de Liébana, ganar el jubileo y sumergirse en la incomparable vivencia de admirar los hermosos paisajes que conforman esta ruta del norte de España.

Este tipo de propuestas de turismo activo gozan de una creciente y bien ganada popularidad, aunque el Camino de Liébana no llegue a las cotas de popularidad internacional de las que goza el vecino Camino de Santiago.

En próximas fechas, el Camino Lebaniego se dispone a estrenar nuevas infraestructuras de tecnologías turísticas y de comunicaciones, gracias a la instalación de un sistema de balizas que permitirá a los peregrinos la conexión a Internet Wi-Fi y la disponibilidad de información y datos en tiempo real respecto de las peculiaridades, historia e incidencias de este legendario Camino de Liébana. De esta forma, los peregrinos podrán permanecer interconectados, compartir sus experiencias personales y comunicarse con mayor facilidad a través de las redes sociales, sistemas de mensajería y otros soportes online.

Además, el nuevo software turístico implementado en esta red brindará también información accesible para personas discapacitadas y conexión inmediata con los servicios de emergencia, para solventar cualquier posible problema con la mínima demora. Estos servicios estarán plenamente operativos a lo largo de los 50 kilómetros de integran el Camino Lebaniego.

A buen seguro que esta nueva tecnología turística ayudará a popularizar aún más el Camino Lebaniego y propiciará la más eficaz distribución turística de un destino que bien merece ocupar un lugar de prioridad en las preferencias de los más devotos amantes del turismo activo, en contacto directo con los espacios naturales, la historia, el patrimonio y las más seculares tradiciones.

IMG_20150414_160657_hdr_edit_edit

Camino de Santiago: El Camino Lebaniego ofrece conexión wifi gratis

El Camino Lebaniego es una variante del Camino de Santiago que une San Vicente de la Barquera con el Monasterio de Santo Toribio en Potes, Cantabria. Son 50 kilómetros de recorrido desde la costa cántabra por el valle del Liébana hacia el interior de los Picos de Europa y de la Cordillera Cantábrica.

Este camino ha sido precursor en la innovación tecnológica y está trabajando para ofrecer una red de conexión wifi gratuita para todos los peregrinos que lo transitan.

more

Durante el recorrido, los peregrinos se encontrarán con esta red de puntos de conexión desde donde acceder a información especialmente pensada para los visitantes: acceso a navegadores web y a través de ellos a webs de información local, podrán compartir su paso, subir fotografías e impresiones en tiempo real a través de sus cuentas en redes sociales, solicitar mas información, tomar contacto con sus familiares y amigos o compartir la experiencia con otros caminantes.

Se ofrecerán también contenidos adaptados a personas con discapacidad con el objetivo de facilitar una experiencia completa a lo largo de sus 50 kilómetros para todas las personas que deseen vivirla.

El Camino cuenta además con una aplicación móvil con mapas, detalle de la ruta y climatología que ayudan en mucho la experiencia del peregrino hacia el Monasterio. Toda la información se encuentra en español y en inglés y puedes descagarla desde aquí mismo:

Podemos seguir el desarrollo de todo el proyecto desde su propia web: Camino Lebaniego en red.

2017 Año Jubilar del Camino Lebaniego

Este camino es una ruta peregrina que surge en el siglo VIII para venerar el Lignum Crucis, según la tradición el mayor fragmento que se conserva de la Cruz donde murió Jesucristo y que se encuentra en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana a 2 km. de Potes.

La Celebración del Año Santo Lebaniego se inicia en el siglo XVI, tras la bula del Papa Julio II del 23 de Septiembre de 1512 que otorgaba el privilegio de la celebración del Año Jubilar Lebaniego, lo que hace del Monasterio de Santo Toribio un importante centro de peregrinación, siendo, ya para entonces, uno de los lugares santos más importantes de Europa.

El motivo de la Bula Papal es la presencia, en el monasterio, del Lignum Crucis, la reliquia que Toribio de Astorga había traído de Tierra Santa, el trozo de la Cruz de Cristo más grande que aún perdura. Por esto mismo a sus peregrinos se les conocía como “crucenos o cruceros”.

La peregrinación a Santo Toribio enlaza con el Camino del Norte a Santiago de Compostela, el camino de las primeras peregrinaciones a Santiago. El Año Jubilar Lebaniego se celebra cada año que el 16 de Abril, Festividad de Santo Toribio, cae en Domingo.

Ese día del 2017 comenzará el próximo Año Jubilar, cuando se abra la Puerta del Perdón y estas acciones de conectividad y atención al peregrino se encuadran dentro de la preparación de ese próximo Año Santo.

El Camino Lebaniego

El Camino Lebaniego discurre entre San Vicente de la Barquera y el Monasterio de Santo Toribio, atravesando los municipios de San Vicente de la Barquera, Val de San Vicente, Herrerías, Lamasón, Peñarrubia, Cillorigo, Potes y Camaleño.

En su camino se atraviesan parajes naturales de gran belleza entre los que se descubren bellos ejemplos del patrimonio arquitectónico de Cantabria.

Permite igualmente unir los Caminos Norte (o de la Costa) y Francés del Camino de Santiago a partir de las rutas leonesa y palentina que recuerdan los lazos históricos de la diócesis de Liébana con los reinos de León y Castilla.

El Camino Lebaniego posee una credencial específica y un documento acreditativo de la peregrinación, llamado la Lebaniega. Son muchos los peregrinos que dirigen sus pasos hacia Santo Toribio, enlazando después los dos caminos de Santiago con el fin de ganar ambos jubileos.

Son mas de cinco siglos de peregrinaciones hacia San Toribio por tierras de Cantabria, una tradición de caminantes que se actualiza echando mano de la tecnología para hacerlo mas accesible.